Iván Ilyich



El resumen

La muerte de Iván Ilyich puede ser vista como una reflexión o elaboración de las dudas filosóficas de León Tolstoi después de su conversión: amor de hermano, apoyo mutuo y caridad cristiana, son valores que aparecen como dominantes en el cuento. Al final las creencias religiosas de Tolstoi

Iván Ilyich vive la vida como la mayoría de la gente que conoce: trata de escalar su status en lo social, soporta un matrimonio con una mujer a la que encuentra demasiado exigente, quiere mejorar su posición en el trabajo y se centra más en su trabajo que en su familia.
Mientras cuelga una Cortina Iván cae torpemente al piso. Aunque parece algo superficial empieza a sufrir dolores en su costado. Su esposa insiste en que visite a un médico, pero éste no puede determinar su enfermedad y pronto queda claro que su condición es terminal. Iván intenta todos los remedios para curarse pero su situación empeora hasta que el dolor es tan intenso que debe dejar de trabajar y pasar el día en cama.
Durante el largo y doloroso proceso hacia su muerte Iván reflexiona que él no merece este sufrimiento ya que ha vivido bien. Empieza a odiar a su familia por evitar el tema de la muerte, por pretender que solo está enfermo. Encuentra cierto alivio en el sirviente campesino, el joven Gerasim, la única persona que no le teme a la muerte, el único, aparte de su hijo, que muestra compasión por él. Iván empieza a cuestionarse si realmente vivió una buena vida.

En sus días finales Iván diferencia claramente entre una vida superficial, como la suya, que cubre el verdadero sentido de la vida y lo hace a uno temerle a la muerte, y la vida auténtica, la vida de Gerasim. La vida auténtica está marcada por la compasión y el entendimiento. La vida artificial por el propio interés. Luego una fuerza golpea a Iván y es llevado a la presencia de una luz brillante. Su mano cae en la cabeza cercana de su hijo y siente lástima por él. Ya no odia a su hija o a su esposa y espera que su muerte las libere. El terror a la muerte desaparece.
Leo Tolstoy
Leo Tolstoy

— ¿Y la muerte… dónde está? 
Buscó su acostumbrado temor a la muerte y no lo encontró.
— ¿Dónde está? ¿Qué muerte? No había miedo porque no había muerte.
En lugar de muerte había luz.
— ¡Entonces es esto! —exclamó de pronto en voz alta —. ¡Qué alegría!
Todo esto pasó en un momento y el significado del momento no cambió. Para los presentes su agonía continuó por otras dos horas. Algo golpeó en su garganta, su delgado cuerpo se retorció, luego el sofocamiento se hizo menos frecuente.
— ¡Se terminó! —dijo alguien cerca de él.
Escuchó estas palabras y las repitió en su alma.
—La muerte se terminó —se dijo a sí mismo —. ¡No es más!
Inspiró, se detuvo en medio de un suspiro, se estiró y murió. (La muerte de Iván Ilyich, de León Tolstoi, párrafo final)

Para saber
En 1884 Tolstoi escribió un libro llamado What I believe, en el cual confiesa sus creencias cristianas. Afirmó su creencia en las enseñanzas de Cristo y fue particularmente influenciado por el Sermón de la Montaña, y la filosofía de mostrar la otra mejilla, que entendió como un mandato de no resistencia al mal por la fuerza y una doctrina de pacifismo. Tolstoi creía que un verdadero cristiano podía encontrar felicidad duradera buscando la perfección interna, siguiendo el mandato de amar al vecino y a Dios antes que mirar al exterior, al estado o a la iglesia, por guía.

Artículos relacionados
The Death of Ivan Ilyich, cuenta la historia de un juez, y sus sufrimientos y muerte de una enfermedad terminal en la Rusia del siglo 19.
El reino de Dios está dentro tuyo es la culminación de treinta años de reflexiones de Tolstoi, y establece una nueva organización para la sociedad basada en una interpretación literal del cristianismo

“La mujer avanzaba en diagonal a Ravic, caminaba con paso apresurado, aunque extrañamente tambaleante. Ravic reparó en ella sólo cuando se hallaba muy cerca de él… ”  Arco de Triunfo, de Erich María Remarque



Si te gustó esto compartílo con tus amigos o mandános un mensaje a jbanegas42@gmail.com.ar