El sabueso de los Baskervilles



Resumen 

 

El sabueso de los Baskervilles (The Hound of the Baskervilles) es la tercera novela de crímenes escrita por Arthur Conan Doyle, mostrando al detective Sherlock Holmes. Apareció originalmente serializada en la revista The Strand desde 1901 a 1902.

James Mortimer solicita la ayuda de Sherlock Holmes para investigar la muerte de Charles Baskerville. Charles es hallado muerto en su propiedad en Devonshire, Baskerville Hall, y ahora Mortimer teme por la vida del heredero, el sobrino de Charles, Henry Baskerville. La muerte de Charles fue atribuida a un ataque al corazón, pero Mortimer tiene sus sospechas: Charles tenía una expresión de terror en su rostro y se encontraron huellas de un sabueso gigante en los alrededores. La familia Baskerville carga con una maldición de años atrás cuando un ancestro, Hugo, entregara su alma al diablo para raptar una mujer, y fue muerto por un espectral sabueso gigante. Charles creía en la maldición y aparentemente estaba tratando de escapar de algo cuando murió.

Holmes se encuentra con Henry, recién llegado de Canadá, quien ha recibido una nota anónima advirtiéndole sobre vivir en Baskerville. También, de forma inexplicable, una de sus botas nuevas falta de su habitación de hotel. Charles era el hijo del hermano mayor, Henry es el hijo del hermano del medio y Rodger, supuestamente desaparecido en Sud América, era el hijo del hermano menor. Henry planea mudarse a Baskerville a pesar de las amenazas. Holmes y Watson vigilan a Henry y ven como un hombre de barba lo sigue hasta su hotel. Mortimer les aclara que Barrymore, el valet de Baskerville, tiene barba como la del extraño. Inexplicablemente una de sus botas reaparece mientras que una de sus botas viejas se pierde.
Watson acompaña a Henry a Baskerville Hall prometiendo enviar reportes sobre la casa y los vecinos, Holmes está demasiado ocupado en la capital. Al llegar Watson y Henry se enteran que un asesino fugitivo podría estar cerca.
Barrymore y su esposa, que también trabaja en Baskerville Hall, desean dejar la casa pronto. Watson conoce al señor Stapleton, naturalista, y a su hermosa hermana la señorita Stapleton. Cuando se escucha el sonido de un animal Stapleton descarta que se trate del legendario sabueso. Cuando su hermano se aleja la señorita Stapleton, confundiendo a Watson por Henry, le aconseja que se vaya.
Barrymore despierta sospechas cuando es encontrado en una habitación vacía con una vela. Se niega a confesar que hacía allí, sin embargo su esposa admite que estaba dejando provisiones para su hermano, Selden. Watson y Henry persiguen a Selden por los pantanos pero éste consigue eludirlos, mientras Watson nota que hay otro hombre en una elevación. Después de acordar dejar escapara a Selden, Barrymore rebela una carta, a medio quemar, en la que le piden a Charles que se encuentren en la entrada a la hora de su muerte. La carta solo tiene las iniciales L. L. Mortimer aconseja que se entreviste a una Laura Lyons, quien admite haber escrito la carta, buscando financiación para divorciarse, pero negando haber ido al punto de reunión. Watson encuentra al hombre que había visto en la colina y descubre que es Holmes, que había estado investigando independientemente con la esperanza de una pronta solución. Holmes rebela que Stapleton está casado, en realidad con la señorita Stapleton, y que había prometido casarse con Laura para conseguir su apoyo.
Escuchan un grito y descubren el cuerpo de Selden, muerto. Inicialmente lo confunden con Henry, cuyas ropas viejas estaba usando.
En Baskerville Hall, Holmes nota el parecido entre Stapleton y un retrato de Hugo Baskerville. Se da cuenta que Stapleton podría ser un miembro de la familia Baskerville, reclamando la fortuna de la familia y eliminando a los parientes. Van a la casa de Stapleton donde Henry está cenando. Lo rescatan de un sabueso que Stapleton desatara. Al matar al animal Sherlock rebela que es un perro mortal, una mezcla de sabueso y mastín, pintado con fósforo para darle una apariencia infernal. Encuentran a la señorita Stapleton atada dentro de la casa, mientras Stapleton muere cuando trata de llegar a un escondite en una mina.
Semanas después Holmes provee datos adicionales sobre el caso. Stapleton, era en realidad el hijo de Rodger Baskerville. Su viuda es la sudamericana Beryl García. El hombre era un delincuente antes de enterarse que podría heredar una fortuna matando a su tío y a su primo. El sabueso había perseguido a Selden hasta su muerte porque tenía el olor de las ropas viejas de Henry. La señorita Stapleton se había negado a seguir el plan de su marido por lo que éste la había aprisionado.
La historia termina con Holmes y Watson saliendo para ver la ópera Les Huguenots, protagonizada por Jean de Reszke. (El sabueso de los Baskervilles, de Arthur Conan Doyle)

Para saber
Les Huguenots es una ópera francesa de  Giacomo Meyerbeer, una de los más populares y espectaculares ejemplos del estilo de la grand opera. Dividida en cinco actos, sobre un libreto de Eugène Scribe y Émile Deschamps, se estrenó en  Paris en 1836.
Les Huguenots fue elegida para abrir el presente edificio del Covent Garden Theatre en 1858. Durante la década de 1890, cuando se estrenó en el Metropolitan Opera, se la llamó la “noche de las siete estrellas” ya que el elenco incluía a Lillian Nordica, Nellie Melba, Sofía Scalchi, Jean de Reszke, Édouard de Reszke, Víctor Maurel y Pol Plançon.
Jean de Reszke fue un tenor polaco, una de las más grandes estrellas masculinas de la ópera a fines del siglo 19.
Baskerville Hall
Baskerville Hall

Artículos relacionados
De la web

Fuentes

Recomendable: El país de los ciegos, de H. G. Wells. Todos son felices sin tener el sentido de la vista hasta que un extraño llega y les cuenta lo que es poder ver…